Primera estatua de una mujer erigida en la Plaza del Parlamento

Primera estatua de una mujer erigida en la Plaza del Parlamento


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La campaña de Criado-Pérez comenzó el año pasado con una carta abierta al alcalde de Londres, Sadiq Khan. Ella pidió a Khan que erigiera una estatua de una mujer en la Plaza del Parlamento para febrero de 2018, para honrar el centenario de la legislación que otorga el sufragio limitado a las mujeres británicas. Como ella escribió, fue una victoria histórica, en la que "las mujeres ganaron el argumento de que nuestro sexo no nos hace incapaces de participar en el funcionamiento de nuestro país".

Criado-Perez, quien también fue responsable de la exitosa campaña para poner a Jane Austen en el nuevo billete de £ 10, se emocionó con la respuesta rápida y decisiva. La Primera Ministra Theresa May también expresó su apoyo y la elección de Dame Fawcett, afirmando: “El ejemplo que Millicent Fawcett dio durante la lucha por la igualdad continúa inspirando la batalla contra las candentes injusticias de hoy. Es correcto y apropiado que sea honrada en Parliament Square junto a ex líderes que cambiaron nuestro país ". La estatua se financiará a través de una parte del fondo de £ 5 millones reservado para celebrar el centenario de mujeres británicas que reciben sufragio limitado.

Fawcett es mejor conocida por su trabajo en defensa del derecho de las mujeres al voto en el Reino Unido. Provenía de una familia de activistas y reformadores. Su hermana, Elizabeth Garrett Anderson, fue la primera doctora conocida en Gran Bretaña.

Fawcett comenzó su trabajo de sufragio cuando era adolescente. Ella escribió: “No puedo decir que me hice sufragista. Siempre fui uno, desde que tuve la edad suficiente para pensar en los principios del Gobierno Representativo ”. Fawcett se inspiró aún más después de escuchar a John Stuart Mill presentar una enmienda por sufragio a un proyecto de ley de reforma en 1867.

En 1897, Fawcett fundó la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio Femenino (NUWSS), la organización más grande que trabajaba por el sufragio femenino en ese momento. Se desempeñó como presidenta durante más de 20 años. Bajo la directiva de Fawcett, NUWSS también apoyó otras causas, como la abolición de la trata de esclavos británica y la formación de un fondo de ayuda para mujeres y niños sudafricanos durante la Guerra de los Bóers. También defendió la educación de las mujeres, ayudando a fundar Newnham College, Cambridge.

El movimiento por el sufragio femenino sufrió un duro golpe cuando el gobierno liberal de 1901-1914 se negó a dar el voto a las mujeres. La conmoción y la decepción sirvieron como un punto de inflexión que vio a más sufragistas militantes participar en acciones directas, como romper ventanas y participar en huelgas de hambre mientras estaban en la cárcel. Sin embargo, esta disposición a recurrir a la violencia provocó una profunda división en el movimiento de mujeres. Fawcett y NUWSS mantuvieron su compromiso de lograr el voto a través de medios constitucionales, acciones legales y no violencia.

La propia Fawcett causó una división en NUWSS cuando apoyó activamente la participación de Gran Bretaña en la Primera Guerra Mundial. Explicó su apoyo en 1914, escribiendo en la revista NUWSS "The Common Cause", "Mujeres, su país las necesita ... Permítanos mostrarnos dignas de ciudadanía, ya sea que nuestro reclamo sea reconocido o no ".

Cuatro años más tarde, se aprobó la "Ley de Representación del Pueblo", que otorgaba sufragio limitado a las mujeres mayores de 30 años, que eran propietarias de sus propias casas o eran esposas de cabezas de familia, ocupaban propiedades con un alquiler anual de £ 5 o eran graduadas de universidades británicas.

Cuando el Parlamento igualó la edad para votar en 1928, otorgando a las mujeres los mismos derechos legales de voto que los hombres ya poseían, Fawcett estuvo allí para presenciar la ocasión trascendental. Ella escribió en su diario: “Han pasado casi exactamente 61 años desde que escuché a John Stuart Mill presentar su enmienda de sufragio al Proyecto de Ley de Reforma el 20 de mayo de 1867. Así que he tenido una suerte extraordinaria al haber visto la lucha desde el principio. "

El legado de Millicent continúa hoy a través de la organización benéfica de derechos de la mujer e igualdad de género, la Fawcett Society. El director ejecutivo, Sam Smethers, dijo: “Su contribución fue excelente, pero ha sido pasada por alto y no reconocida hasta ahora. Al honrarla, también honramos al movimiento de sufragio más amplio ".


¿Quién es Millicent Fawcett? Activista feminista honrada con la primera estatua de una mujer en la Plaza del Parlamento de Londres

El martes se inauguró una estatua de la feminista británica Millicent Fawcett frente al parlamento británico. Fue la primera vez que se colocó un estado de mujer en la plaza del parlamento de Londres.

La estatua fue erigida para conmemorar el centenario de la Ley de Representación del Pueblo de Gran Bretaña, que otorgó a algunas mujeres el derecho al voto.

"No estaría aquí hoy como primera ministra, ninguna diputada habría ocupado sus escaños en el Parlamento, ninguna de nosotras habría tenido los derechos y las protecciones que disfrutamos ahora si no fuera por una mujer verdaderamente grandiosa: Dame Millicent Garrett Fawcett. ", Dijo la primera ministra británica, Theresa May, sobre la sufragista durante la inauguración de la estatua.

La escritora y activista feminista británica contemporánea Caroline Criado Pérez había hecho campaña para que se colocara una estatua de una mujer en la plaza después de notar que las únicas figuras históricas representadas allí eran hombres. En un artículo de opinión de CNN, Criado Pérez dijo que había lanzado la campaña a pesar de recibir frecuentes amenazas de muerte y violación por su activismo.

"Dos años y 85.000 firmas después, la Plaza del Parlamento está a punto de dejar de ser un espacio exclusivo para hombres", escribió Criado Pérez sobre su campaña por la estatua poco antes de su inauguración.

"La estatua será de Millicent Fawcett, quien dedicó toda su vida a luchar por el derecho al voto de las mujeres. En 1866, a la edad de 19 años, recogió firmas para la primera petición que exigía que el sufragio femenino fuera entregado al Parlamento", continuó Criado Pérez. "En 1928, ella estaba en la Galería de Damas de la Cámara de los Lores viendo cómo se aprobaba la Ley de Franquicia Igualitaria. Murió un año después, en 1929. Hasta ahora, no ha existido una sola estatua de ella".

Nacida en 1847, Fawcett fue una intelectual feminista muy conocida que hizo campaña por los derechos de los trabajadores y el derecho al voto de las mujeres. Ella era una sufragista, o una persona que creía en hacer campaña pacífica por los derechos de las mujeres. Persisten hoy los debates sobre si las sufragistas, con sus campañas pacíficas, o las sufragistas, que creían en formas de activismo más militantes, tuvieron un mayor impacto en la sociedad británica.

En un artículo de opinión para el guardián, la biógrafa Rachel Holmes argumentó que la decisión de colocar una estatua de una sufragista en lugar de una sufragista en Parliament Square fue decepcionante.

"Estoy lejos de ser lo suficientemente ingenuo como para pensar que la clase dirigente conservadora del Brexit, por ejemplo, habría apoyado un homenaje al tema de mi propio trabajo actual, Sylvia Pankhurst. Pankhurst no era una sufragista, sino una sufragista en toda regla, de sangre roja "Completo con los viajes a la prisión y la alimentación forzada que también soportó su madre", escribió Holmes.

"No quiero restar importancia al aporte que Millicent hizo al movimiento sufragista, pero debemos desconfiar de la historia conservadora que sugiere que fue tan, o incluso más, significativa que la de las sufragistas en la lucha por lograr el voto". ," ella añadió.


La Plaza del Parlamento del Reino Unido recibe una estatua femenina. Solo tomó 200 años.

LONDRES - Después de 11 estatuas masculinas, la mayoría de hombres blancos de mediana edad con pedigrí aristocrático, y casi 200 años, la primera figura femenina se dio a conocer el martes en la histórica Parliament Square de Londres, el lugar del establecimiento británico.

Cientos de personas, incluida la primera ministra Theresa May, asistieron a la inauguración de la estatua, que representa a Millicent Fawcett, una heroína del movimiento feminista ahora relativamente desconocida que encabezó la campaña a favor del derecho al voto de las mujeres. La estatua de bronce, que muestra a una Sra. Fawcett de mediana edad sosteniendo una pancarta que dice "El valor llama al valor en todas partes", se instaló en parte para celebrar el centenario del sufragio femenino en Gran Bretaña este año.

"Cuando piensas en las grandes personas de Parliament Square y te das cuenta de que ninguna de ellas es una mujer, surge la pregunta", dijo el alcalde de Londres, Sadiq Khan, cuya oficina acordó la instalación el año pasado. después de que una petición en línea para tal estatua recibiera decenas de miles de firmas. "¿Estamos diciendo que no ha habido mujeres increíbles en el pasado? ¿Que nuestro país no se ha construido sobre la espalda de grandes mujeres?

La petición fue iniciada por Caroline Criado-Perez, una escritora independiente que anteriormente hizo campaña con éxito para que apareciera una imagen de Jane Austen en el billete británico de 10 libras, un esfuerzo que rápidamente la convirtió en blanco de abuso en línea. Gillian Wearing, artista ganadora del premio Turner, creó la estatua de Fawcett, convirtiéndose en la primera mujer responsable de una estatua en Parliament Square.

[Para obtener más información sobre las mujeres y las cuestiones de género, suscríbase a Letra de género, un nuevo boletín.]

Con su cabello recogido en un moño y envuelto en un abrigo modesto, la Sra. Fawcett contrastó con algunos de sus homólogos masculinos en la plaza, ex primeros ministros como Benjamin Disraeli y David Lloyd George, a quienes se les presenta con las manos extendidas o túnicas sueltas. La plaza también presenta la figura encorvada de Winston Churchill, así como Abraham Lincoln, Mahatma Gandhi y Nelson Mandela. Su primera estatua, de George Canning, otro primer ministro, se inauguró en 1832.

La Sra. Criado-Pérez dijo que era importante para Fawcett ser representada a los 50 años, una edad en la que se convirtió en la líder de la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio de Mujeres, la principal organización sufragista en Gran Bretaña y un movimiento mayoritariamente pacífico, a diferencia de las sufragistas más militantes. .

“Quería que ella estuviera parada allí, no sexualizada en absoluto, sino como un estadista”, dijo Criado-Pérez.

Las mujeres celebraron la estatua de Fawcett, pero cuestionaron cuánto cambio representaba.

"En un mar de hombres, es una mujer que nos representa a todos", dijo Electra Bove, una agente de viajes, que conducía a un grupo de estudiantes de secundaria italianos por la plaza. “Esto es solo un gesto sin significado real, es más una muestra. Aún así, es bueno ".

Gran Bretaña no es la única que sigue luchando con cuestiones como las diferencias salariales entre hombres y mujeres y el acoso sexual. En la última tabla de igualdad de género de la Unión Europea, Gran Bretaña prácticamente no ha logrado ningún progreso durante la última década en la reducción de la desigualdad en el empleo, los ingresos, el compromiso político o la educación, a la zaga de Francia y los países escandinavos.

Aún así, Eibhlin Savage, quien una vez trabajó en la prisión de Holloway, donde cientos de activistas por el sufragio fueron encarcelados a principios del siglo XX, dijo que la estatua de Fawcett era un poderoso recordatorio del trabajo que aún quedaba por hacer. “Simplemente muestra lo lejos que aún tenemos que llegar”, dijo. “No podemos dar por sentados nuestros derechos. No nos las entregan en una bandeja de plata ".

La Sra. Savage y otros comentaron que en gran parte se había omitido a las mujeres de la versión de la historia que se les enseñaba. Roxie Andrew, de 29 años, admitió que no había oído hablar de la Sra. Fawcett hasta que se dio a conocer la estatua. "Me acabo de enterar de ella hoy", dijo, desplazándose por su teléfono inteligente. “Es muy inspirador y un privilegio ver esto aquí, tener una figura fuerte a la que admirar. Espero que anime a las mujeres a seguir sus carreras ".

Hubo desacuerdos sobre quién debería haber tenido el honor de ser la primera mujer en la plaza. Algunos activistas defendieron a Emmeline Pankhurst, quien se separó de la organización de la Sra. Fawcett, creó un grupo más militante, la Unión Social y Política de Mujeres, a quienes inicialmente se les dio el apodo burlón de sufragistas, y es más conocido hoy en día.

El movimiento sufragista británico surgió a fines del siglo XIX, cuando el Parlamento extendió el derecho al voto a una proporción cada vez mayor de hombres y continuó negándose a las mujeres. La Unión Nacional de Sociedades de Sufragio de Mujeres, compuesta principalmente por mujeres de clase media, se formó en 1897 y finalmente se convirtió en la mayor organización de sufragio, con 50.000 miembros.

Nacida en 1847, la Sra. Fawcett ayudó a fundar Newnham College, la segunda universidad de la Universidad de Cambridge en admitir mujeres. También apoyó otras causas como la abolición de la trata de esclavos y dirigió una investigación sobre los campos de concentración británicos en Sudáfrica durante la Guerra de los Bóer, campos en los que decenas de miles de afrikaners y sudafricanos negros murieron de hambre.

La Sra. Fawcett murió en 1929, un año después de que las mujeres en Gran Bretaña obtuvieran el voto en igualdad de condiciones que los hombres.


Millicent Fawcett será la primera estatua de mujer en la Plaza del Parlamento

La activista por la igualdad de derechos que dedicó su vida a conseguir el voto de las mujeres y # x27, estará junto a Sir Winston Churchill y Nelson Mandela.

Theresa May dijo que Dame Millicent "sigue inspirando la batalla contra las injusticias de hoy".

Las 11 estatuas en la plaza central de Londres son actualmente hombres.

La nueva estatua se financiará con el fondo de £ 5 millones anunciado en el presupuesto de primavera de este año para celebrar el próximo año y el centenario de las primeras mujeres británicas en obtener el voto.

Millicent Fawcett formó la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio de Mujeres en 1897.

La organización utilizó tácticas pacíficas para hacer campaña, incluidas manifestaciones no violentas, peticiones y cabildeo de los parlamentarios. Del movimiento sufragista nacieron las sufragistas, el grupo más radical y militante dirigido por Emmeline Pankhurst.

Dame Millicent murió en 1929, un año después de que las mujeres obtuvieran el voto en igualdad de condiciones que los hombres.

La Primera Ministra Theresa May dijo: "Es correcto y apropiado que sea honrada en la Plaza del Parlamento junto con ex líderes que cambiaron nuestro país".

"Su estatua será un recordatorio de cómo la política solo tiene valor si funciona para todos en la sociedad".

El legado de Dame Millicent & # x27s continúa hoy a través de la organización benéfica por los derechos de las mujeres & # x27s, la Fawcett Society.

Al dar la bienvenida al anuncio, el director ejecutivo Sam Smethers lo calificó como un "tributo apropiado".

“Su contribución fue excelente, pero hasta ahora la han pasado por alto y no la han reconocido. Al honrarla, también honramos al movimiento de sufragio más amplio ”, dijo.

La Sra. Smethers también reconoció el trabajo de la activista Caroline Criado-Perez, quien lanzó la campaña por un estatuto de sufragio.

"Esta estatua también es un tributo a ella y un testimonio de lo que una mujer puede lograr en nombre de todas las mujeres", dijo la Sra. Smethers.

Escribiendo en Twitter, la Sra. Criado-Perez dijo: “Encantada con una respuesta tan decisiva del (primer ministro) a nuestra campaña.

"Muchas gracias a todos los que apoyaron la campaña desde el principio".

La autora JK Rowling y los actores Emma Watson y Naomi Harris se encontraban entre los que firmaron una carta abierta al alcalde de Londres, Sadiq Khan, en mayo del año pasado, pidiéndole que erigiera una estatua de sufragista.


Hace cien años, Gran Bretaña pasó el Ley de Representación del Pueblo que dio derecho al voto a determinadas mujeres mayores de treinta años. Las mujeres, y algunos hombres, habían luchado durante años por la igualdad en el sufragio, pero fue necesario hasta el final de la Primera Guerra Mundial antes de que esto se lograra.

Esta semana se inauguró una estatua del activista sufragista Millicent Garrett Fawcett en Parliament Square, Londres. Esto es significativo porque es la primera representación de una mujer en esta arena dominada por hombres (está rodeada de estatuas de figuras políticas masculinas como Churchill, Lloyd George, Mandela y Gandhi) y, en segundo lugar, porque este año se cumple el centenario. del primer atisbo de la igualdad del sufragio femenino. Por supuesto, en ese momento había limitaciones para que las mujeres votaran, no menos importante, tenían que ser propiedad, pero allanó el camino para el sufragio pleno diez años después. Millicent Fawcett vivió para ver esto, murió un año después.

La estatua, la primera de una mujer en Parliament Square, fue diseñada por la artista ganadora del Premio Turner Gillian Wearing, la primera mujer en tener una estatua erigida en Parliament Square. El bronce de 8 pies 4 pulgadas es uno de solo el 3% que representa a mujeres que no pertenecen a la realeza en Gran Bretaña.

Caroline Criado Pérez hizo campaña para que se erigiera una estatua, como corresponde, su inspiración para la estatua llegó después de correr por la Plaza del Parlamento en el Día Internacional de la Mujer # 8217 en 2016 y notar el desequilibrio de género por primera vez.

La estatua en sí es digna de su lugar a un tiro de piedra del Palacio de Westminster y del corazón del Gobierno. Había visto una foto de un periódico en línea a principios de semana y no estaba impresionado. En & # 8216person & # 8217 es sobresaliente. Es realista, el tejido del disfraz de Fawcett parece real y no es parte del casting y yuxtapuesto con los otros grandes de la política nacional y global, es un testimonio de la diplomacia silenciosa y la razón de Fawcett que contrasta fuertemente con la Mujeres Pankhurst & # 8217 militancia.

La estatua lleva las palabras & # 8216Courage Calls to Courage Everywhere & # 8217, palabras que Fawcett habló sobre la sufragista Emily Wilding Davison algún tiempo después de su muerte recordándonos que la lucha por el voto fue brutal.

Las estatuas de íconos feministas son pocas y distantes entre sí y a la inauguración de la estatua # 8217 asistieron mujeres de los partidos políticos británicos # 8217, incluida la primera ministra Theresa May, cuyo discurso reconoció que sin mujeres como Fawcett no habría mujeres en la política hoy.

Si quieres leer mi publicación sobre la muerte de Emily Wilding Davison, haz clic aquí.


Primera estatua pública de una mujer en Londres

Me parecen fascinantes los fragmentos aleatorios de información que descubres al investigar la historia de Londres. El año pasado tomé algunas fotos del grupo de monumentos en el centro de Waterloo Place, justo al norte de Pall Mall. Quizás dan la impresión de un grupo erigido al mismo tiempo, conmemorando aspectos de la guerra de Crimea, sin embargo, son de diferentes siglos, las partes eran muy controvertidas en ese momento, y en 1915 informes de periódicos de una adición al grupo informaron que incluido & # 8220La primera estatua pública de una mujer en Londres & # 8221 & # 8211 que no sean los de la realeza, como Queen Ann o Victoria.

Es una declaración interesante de 1915. En primer lugar, que incluso con el amor victoriano por las estatuas, no había habido una estatua de una mujer (aparte de las muchas estatuas de la reina Victoria), y en segundo lugar, que fue un evento que los periódicos registraron, quizás una indicación temprana de actitudes cambiantes, sin embargo, los informes eran solo una declaración de hechos y no hubo más discusión.

Las estatuas a menudo parecen generar puntos de vista polarizados, el último ejemplo es la escultura de la artista Maggi Hambling para Mary Wollstonecraft en Newington Green que se dio a conocer el año pasado, y las de Waterloo Place fueron igualmente controvertidas en ese momento. También significan eventos y personas que se consideraron importantes en ese momento, y las opiniones cambian con el tiempo.

La siguiente foto muestra el grupo de estatuas en Waterloo Place, visto desde el otro lado de Pall Mall, desde la sección sur de Waterloo Place.

El grupo está orientado hacia el sureste, por lo que la mejor vista es después de subir los escalones desde The Mall y atravesar la parte inferior de Waterloo Place. Regent Street St James & # 8217s está directamente detrás del grupo, desde el lado noroeste de Waterloo Place hacia Piccadilly.

Una vista más cercana del grupo de estatuas en su ubicación en la isla:

Aunque el grupo de estatuas puede dar la apariencia de que eran parte de una sola instalación, hubo cincuenta y cuatro años entre el monumento central (1861) y las dos estatuas al frente del grupo (1915).

los & # 8220Primera estatua pública de una mujer en Londres & # 8221 es una de las estatuas instaladas en 1915, y las abordaré más adelante en el post.

El monumento central es el Memorial de los Guardias y # 8217 y fue erigido en 1861 como un monumento a los 2162 soldados de la Brigada de Guardias que perdieron la vida en la Guerra de Crimea. Fue obra del escultor John Bell, quien también fue responsable del monumento de mármol de Crimea de 1856 en Woolwich y del grupo & # 8220America & # 8221 en la base del monumento a Albert.

La ubicación actual del monumento fue la tercera opción, después de que se hubieran considerado los sitios en Hyde Park y St James & # 8217s Park.

En lo alto del monumento se encuentra la figura de Honor, de pie con los brazos extendidos.

Debajo de la figura de Honor hay tres soldados vestidos con uniforme de marcha completo que representan a los Granaderos, Coldstream y Fusilier Guards.

Las figuras fueron fundidas en la fundición de Elkington and Co. en Birmingham y fueron hechas con armas tomadas de Sebastopol en Crimea. Las viejas armas fueron desguazadas en Woolwich y luego enviadas a Birmingham.

Se utilizaron cien toneladas de granito para el pedestal y los alrededores del monumento. El granito procedía de las canteras de Cheesewring en Cornualles.

El Illustrated London News del 13 de abril de 1861 fue muy mordaz sobre el nuevo monumento:

& # 8220 El memorial de los guardias & # 8217, tal como está ahora ante nosotros, debe confesarse que es una monstruosidad y una obstrucción a la vista del público de una de las perspectivas más agradables que ofrecían nuestras concurridas calles y sugiere la absoluta necesidad de que se establezca alguna disposición. hecho en esta época & # 8216testimonial & # 8217 para evitar que nuestras calles y plazas se bloqueen en todas direcciones con efigies antiestéticas de valor difunto, por honorables que sean los sentimientos que puedan conducir a su construcción.

Como obra de arte, este monumento está casi bajo crítica. Se puede decir de él con perfecta verdad que es único, nada como nunca se ha visto y # 8211 nada más parecido, confiamos, nunca se verá. No es ni escultórico ni arquitectónico, ni a la vez ambos. Una estructura pesada e irregular de granito es el objeto principal, que ocupa un área considerable de la calzada.

Independientemente de lo espantoso de la pila de granito, la disposición de las figuras ultraja todas las reglas aceptadas de tratamiento artístico, la de & # 8216Honour & # 8217 es la única que se puede ver desde todos los lados, pero por su actitud es obvio que Solo se pretende ver de frente su carácter y vocación siendo problemáticos desde todas las demás partes, sugiriendo a veces la idea a la multitud irreverente de un acróbata callejero lanzando sus cuatro anillos. Los guardias solo se pueden ver desde el frente & # 8211 no desde el frente hacia la vía pública, sino hacia el espacio vacío entre el Athenaeum y los United Service Clubs, donde nadie va, excepto a propósito & # 8221.

El artículo de Illustrated London News continúa en una línea similar durante varios párrafos más & # 8211 realmente no les gustó el nuevo monumento. Estos puntos de vista fueron comunes en muchas otras reseñas de periódicos de los Guardias y el Memorial # 8217, por ejemplo, del Illustrated Times del 4 de mayo de 1861:

& # 8220 Nuestros monumentos son lamentables. En el espacio vacío entre el Athenaeum y los United Service Clubs en Waterloo-place, se encuentra el memorial & # 8216Guards & # 8217 & # 8217 y se puede dudar si se puede descubrir algo más incongruente en el diseño en las calles metropolitanas. La figura principal & # 8211 si la figura de & # 8216Honour & # 8217 que sobrepasa el pedestal puede llamarse principal cuando las otras consisten en tres guardias macizos con sus grandes abrigos y pieles de oso & # 8211, aunque puede estar bien proporcionado, se sitúa en actitud a la vez descortés y dudosa, mientras que las coronas que adornan las manos y muñecas se extienden como si fueran una especie de mancuerna circular de considerable peso, y que requiere un esfuerzo muscular para extenderse en el ángulo requerido.

Es dolorosamente evidente, también, que todo el monumento solo está destinado a ser visto directamente desde el frente & # 8211 un error fatal en la escultura de la calle, y que desfigura por completo una vía por el bien de otra,

Con respecto al pedestal, no se parece a nada en el mundo, y la palpable mala combinación de escultura y construcción (no arquitectura) tiene un efecto absolutamente doloroso & # 8221.

Las críticas al monumento no se limitaron solo a la escultura, el pedestal y el escenario, sino también a cómo se escribieron las inscripciones. Del Atlas del 24 de noviembre de 1860:

& # 8220Lamentablemente, como para convencer al mundo de lo necesarios que son los concursos, el comité militar ha elaborado inscripciones, en las que se violan las leyes y máximas de la lengua inglesa y por las que se ha proclamado un gran escándalo contra los héroes de la Crimea. & # 8216A los que cayeron por sus compañeros. & # 8217 Al apuntar a lo epigramático, el autor ha descendido en nebulosas infernales. ¿Hubiera sido demasiado problema haber agregado & # 8216 al lado de & # 8217, y así salvar el honor de aquellos en la memoria de cuyos gloriosos logros este monumento forma una carga cruel aunque involuntaria? & # 8221

Incluso hubo preguntas en la Cámara de los Comunes con respecto al texto del monumento:

& # 8220 El Sr. JAMES preguntó al Primer Comisionado de Obras cuál era el significado de las figuras inscritas en el memorial de Guardias & # 8217 en Pall-mall, que parecían mezclar el género masculino y neutro.

El Sr. COWPER lamenta que las inscripciones sean temporales y podrían eliminarse. Quizás los comentarios del hon. caballero sería útil para el caballero que estaba a cargo de ese monumento & # 8221.

Los responsables de todos los aspectos del memorial de Guardias y # 8217 deben haber estado profundamente deprimidos después de leer todas las reseñas de los periódicos que parecen haber sido muy críticos con todos los aspectos del nuevo diseño, arquitectura, construcción, ubicación e inscripciones del nuevo memorial # 8211.

Muchas de las críticas sobre la ubicación del monumento se referían a la dirección en la que se encontraban las principales figuras del monumento. El acceso más largo a Waterloo Place es a lo largo de Regent Street St James desde Piccadilly, y este camino de acceso ofrece una vista hacia la ubicación del monumento, sin embargo, es la parte trasera del monumento lo que vemos desde este enfoque.

La siguiente foto es una vista de la parte trasera del monumento. Los colores se ven un poco extraños ya que el sol detrás del monumento hizo que los detalles fueran demasiado oscuros, por lo que se necesitó un procesamiento extremo.

La placa en la parte trasera del monumento dice & # 8220 A la memoria de 2162 Oficiales, Suboficiales y Soldados de la Brigada de Guardias que cayeron durante la guerra con Rusia en 1854, 5, 6. Erigidos por sus camaradas & # 8221.

Los paneles laterales del monumento son escudos que registran los nombres de las batallas en Alma, Inkerman y Sebastopol.

Placa que registra cómo se financió el monumento (que extrañamente dice que fue erigido en 1867 a pesar de que todos los informes periodísticos de los Guardias y el monumento # 8217 son de 1861):

Esta es la vista desde el lado del monumento, mirando hacia arriba a lo largo de Regent Street St James hacia Piccadilly, e ilustra por qué los que escribieron cuando se completó el monumento en 1861 afirmaron que estaba orientado en sentido contrario, ya que al viajar por esta calle, vería el parte trasera del monumento.

Base del poste de luz, instalado al mismo tiempo que el memorial Guardias & # 8217.

Después de su inauguración en 1861, el monumento a los Guardias y # 8217 se encontraba en Waterloo Place junto a Pall Mall, exactamente como lo diseñó John Bell, sin embargo, se producirían cambios y en 1914, el monumento a los Guardias y # 8217 fue derribado y re-erigido 30 pies al norte de su posición original, para permitir la instalación de dos nuevas estatuas.

El cambio de posición se puede ver claramente en estos mapas de antes y después de Ordnance Survey ("Reproducido con permiso de la Biblioteca Nacional de Escocia").

Lo que significa que finalmente podemos llegar a una de las dos nuevas estatuas que fueron descritas en los periódicos de 1915 como la & # 8220Primera estatua pública de una mujer en Londres & # 8221 & # 8211 la estatua de Florence Nightingale:

Florence Nightingale saltó a la fama pública con su trabajo en Crimea y en el hospital militar de Scutari. Las condiciones de los soldados heridos llevados a hospitales militares eran espantosas y murieron más por enfermedades que en el campo de batalla.

Su trabajo, junto con el resto de su equipo de enfermeras en Crimea, mejoraría enormemente las condiciones de los soldados heridos, y se le atribuye haber convertido la enfermería en una profesión y, tras su regreso de Crimea, publicó & # 8220Notes on Nursing & # 8221 en 1859, y fue fundamental para promover la formación de enfermeras y el mejor diseño de los hospitales para el resto de su vida.

La propuesta para una estatua de Florence Nightingale se hizo en una reunión pública en la Mansion House en marzo de 1911. En la misma reunión también se propuso crear un fondo que otorgaría anualidades a las enfermeras capacitadas que no habían podido cubrir la vejez. o enfermedad. Se proporcionó un total de £ 4.000 para la creación de un Fondo de enfermeras capacitadas y se identificó inmediatamente a seis enfermeras que necesitaban ayuda.

Los fondos se recaudaron principalmente mediante pequeñas donaciones de enfermeras, soldados y marineros.

El panel en la parte delantera del pedestal muestra a Florence Nightingale de pie en la puerta de un hospital mientras llegan los soldados heridos.

Las nuevas estatuas se dieron a conocer con muy poca ceremonia. En una fría mañana de febrero de 1915, dos trabajadores pusieron una escalera contra la estatua para tirar de las mantas:

Los informes de los periódicos sobre la estatua de Florence Nightingale fueron mucho más agradecidos que los del monumento original Guards & # 8217. Un reportaje típico de un periódico sindicado del 24 de febrero de 1915 decía:

& # 8220A NATION & # 8217S GRATITUD & # 8211 BRITAIN PAGA HONOR A FLORENCE NIGHTINGALE. Sin ceremonia, la estatua levantada en memoria de Florence Nightingale será hoy develada en privado. El evento es de especial interés en un momento en que los marineros y soldados, luchando por la propia existencia del país, están cosechando el fruto del gran trabajo puesto en pie por Florence Nightingale. La estatua ha sido erigida en Waterloo Place, Londres, al lado de Foley & # 8217s estatua de Sidney Herbert, con los Guardias de Crimea & # 8217 memorial unos pocos metros en la parte trasera, todo formando un grupo interesante e imponente.

Lord Knutsford sugirió que la estatua de Florence Nightingale & # 8217 se colocara junto a la del hombre a través de cuya instrumentalidad emprendió su gran misión en Crimea y por quien fue apoyada, y que se deberían traer dos figuras prominentemente asociadas con la Guerra de Crimea. muy cerca de los Guardias & # 8217 memorial & # 8221

Sin embargo, hubo algunos comentarios negativos sobre la forma discreta en que se reveló la estatua. Una carta típica es de Mary E. Pendered en el periódico & # 8220 Common Cause & # 8221 (un periódico semanal que apoyó a la Unión Nacional de Mujeres & # 8217s Suffrage Societies):

& # 8220MADAM & # 8211 Me quedé realmente asombrado al ver su aquiescencia en el insulto a Florence Nightingale, porque sin duda fue un insulto para esa gran mujer dejar que su estatua fuera develada a las 7.30 am por un trabajador y no solo a ella, sino a toda la profesión de enfermería que fundó, si no a la feminidad en general. There could have been no better time to raise as demonstration of the national homage to one who served her country so splendidly than the present, when our nurses are so valiantly doing their duty at the front, and are acknowledged by all the world as a valuable part of the army’s organisation. It is amazing and it is enraging to find that such an opportunity as this should have been missed”.

Inspecting the new statues in April 1915, a couple of months after they were unveiled:

The second statue unveiled early the same morning in February 1915 was the one on the right in the above photo, a statue of Sidney Herbert:

Sidney Herbert, or 1st Baron Herbert of Lea was the Secretary of State for War during the Crimean War.

He had known Florence Nightingale when along with his wife Elizabeth, they had met in 1848 whilst travelling in Italy. Elizabeth Herbert was one of the governors of the Establishment for Gentlewomen During Illness where Florence Nightingale had her first professional nursing job.

Following growing public anger at the conditions of military hospitals in the Crimea, Sidney Herbert commissioned Florence Nightingale to go out to the Crimea and lead nursing efforts.

Herbert’s statue was originally installed in front of the War Office in Pall Mall, however following the demolition of the building, it was relocated to stand adjacent to that of Florence Nightingale within the overall Crimea memorial cluster.

The plaque on the plinth of Sidney Herbert’s statue again shows an image of Florence Nightingale standing in the door of a hospital watching over wounded soldiers.

The claim that this was the first public statue of a woman in London was made in numerous newspaper reports in 1915 (apart from Royalty), the reports were not syndicated (an early version of cut and paste the same report into different newspapers), so many different papers made the same statement in their own words.

After this post was published, I received a comment from Joanna Moncrieff of Westminster Walks that the first was actually a statue to Sarah Siddons at Paddington Green, and that her statue was unveiled in 1897, which would put it 18 years earlier than Florence Nightingales statue.

No idea why the 1915 papers made the claim regarding Florence Nightingale’s statue. Perhaps they were unaware of the Siddons statue, or perhaps they considered Paddington Green as outside central London, the City to Westminster area.

One hundred and three years later, it is still unfortunately a headline when a similar event occurs and in 2018 a statue of suffragist leader Millicent Fawcett was unveiled as the first statue of a woman in Parliament Square.

I photographed the statue with the continuous flow of people wanting to see and photograph the statue soon after unveiling.

In a link between Florence Nightingale and Millicent Fawcett, the statue of Florence Nightingale was a focal point for the suffragist movement. In May 1915, the suffragist newspaper Votes for Women included the following article:

“Wednesday in this week being the anniversary of Florence Nightingale’s birthday, an interesting little ceremony, arranged by the Women’s Freedom League, will take place that afternoon after we go to press. Some ten or twelve Suffrage Societies are sending representatives, including Mrs Ayton Gould from the United Suffragists, to lay wreaths on the newly-unveiled Florence Nightingale statue in Waterloo Place.

Owing to the somewhat incomprehensible opposition of the authorities to any demonstration in memory of a woman whose name should be revered in every British family just now (which led to the secret unveiling of her statue by a workman at 6 a.m. on a wet winter’s morning), no speeches or procession will be allowed.

But perhaps this silent tribute to her memory will not be out of keeping with what we know of this great woman’s hatred of publicity and the speeches will be made afterwards in the Essex Hall at 8 p.m. where a meeting will be held, also under the auspices of the W.F.L, who are to be congratulated on having arranged this commemoration as so appropriate a moment in our history”.

If you are ever in Waterloo Place, take a look at the Crimea memorial complex, and consider the difficulties in designing a monument and getting the location right, along with the sacrifices of those who died in the Crimean War.

Also appreciate that after Sarah Siddons, you are looking at what should have been reported in the papers of 1915 as the “Second Public Statue of a Woman in London” – unless you know any others?


Are statues really that important though? Well, yes, actually.

Over the last few years, important questions have been asked about who should and shouldn't be commemorated in such a celebratory way.

At Oxford University's Oriel College, an ongoing battle between students and university leaders has focused on a statue of imperialist Cecil Rhodes. Many have called for the statue to be removed as part of a "decolonisation" of educational institutions.

Officers clash with counterprotesters after the Ku Klux Klan staged a protest on July 8, 2017, in Charlottesville, Virginia, over the removal of a statue of Confederate General Robert E Lee.

Last year race riots were sparked in Charlottesville, Virginia, over the planned removal of a statue of Confederate leader Robert E Lee.

White supremacists violently opposed the removal of the statue of Lee, a member of one of the wealthiest slave-holding families in the 19th century, arguing that it censored history.


Gillian Wearing Survey by Russell Ferguson, Interview by Donna De Salvo, Focus by John Slyce, Artist's Choice text by Michael Apted, Writings by Gillian Wearing

Price AUD$55.00 Price CAD$59.95 Price &euro39.95 Price £27.95 Price T45.00 Price USD$45.00

Gift options available at checkout

British artist Gillian Wearing, winner of the 1997 Turner Prize, uses photography and video to explore the intimacies and complexities of everyday life. Borrowing from popular culture, her work is disturbing and confessional. In 1992 she began the acclaimed series Signs that say what you want them to say and not Signs that say what someone else wants them to say', in which random passers-by are photographed holding messages they've written, such as the mild-mannered young businessman whose sign unexpectedly reads 'I'm Desperate'.

Wearing's work borrows from familiar forms of popular culture to produce direct, revealing records of deep-seated human trauma and emotion, often adopting the methods of television documentaries for her 'fly-on-the-wall' view of people's lives. Her videos can be alarming, as in Confess All . in which masked individuals confess their darkest secrets, or humorous, as in (Slight) Reprise - a sampler of adults playing 'air guitar' in the fantasy rock stadium of their bedrooms. Her art can be disconcerting or uplifting: an honest portrait of the many sides to contemporary life.

With exhibitions in Britain, the US, Europe and Japan, Wearing is among the best-known and most internationally recognized of the recent generation of British artists. This is the first publication ever to survey this remarkable young artist's gripping work in its entirety.

Russell Ferguson of UCLA's Hammer Museum contextualizes Wearing's work in relation to historical precedents in painting, photography and video art. Curator at the Whitney Museum of American Art Donna De Salvo discusses with the artist her collaborative approach towards her work and its subjects. London-based critic John Slyce focuses on Wearing's work 10-16, a remarkable video installation that charts our transition from childhood to adolescence. The artist has selected transcripts from director Michael Apted's acclaimed British television documentary series Siete arriba, an important influence on the process Wearing uses in her own work. Published here for the first time in full are the transcripts of the artist's video works.

Especificaciones:

  • Format: Paperback
  • Size: 290 x 250 mm (11 3/8 x 9 7/8 in)
  • Pages: 160 pp
  • Illustrations: 120 illustrations
  • ISBN: 9780714838243

Russell Ferguson is Deputy Director for Exhibitions and Programs and Chief Curator at the University of California, Los Angeles, Hammer Museum. He edited Out of Actions: Between Performance and the Object 1949-1979 (1998) and Douglas Gordon (2001) and has published in international journals such as Parkett y art/text.

Donna De Salvo is Associate Director for Programs and Curator, Permanent Collection, at the Whitney Museum of American Art, New York. Formerly Senior Curator at Tate Modern, she has curated exhibitions on Gerhard Richter, Andy Warhol and Anish Kapoor, among others.

John Slyce (Focus) is a freelance writer on contemporary art who specializes in the young British scene.

On the Contemporary Artists Series

"The boldest, best executed, and most far-reaching publishing project devoted to contemporary art. These books will revolutionize the way contemporary art is presented and written about."—Artforum

"The combination of intelligent analysis, personal insight, useful facts and plentiful pictures is a superb format invaluable for specialists but also interesting for casual readers, it makes these books a must for the library of anyone who cares about contemporary art."—Time Out

"A unique series of informative monographs on individual artists."—The Sunday Times

"Gives the reader the impression of a personal encounter with the artists. Apart from the writing which is lucid and illuminating, it is undoubtedly the wealth of lavish illustrations which makes looking at these books a satisfying entertainment."—The Art Book


Millicent Fawcett 'Should Be Given Statue In Parliament Square' On 150th Anniversary Of Women's Vote Petition

Campaigners are calling for the first statue of a woman in Parliament Square to be of famous suffragist Millicent Fawcett.

On the 150th anniversary of the first petition to Parliament for women to have the vote, Caroline Criado-Perez will explain why Fawcett is the perfect choice to be memorialised in front of the Houses of Parliament.

Speaking at an event hosted by gender equality charity the Fawcett Society, named after Fawcett herself, in the Speaker&rsquos House State Rooms, she will say: " Millicent Fawcett was there from the very beginning of the fight for women&rsquos suffrage.

"At the age of 19 she organised signatures for the first petition for women&rsquos votes to be handed to Parliament. She died the year after women were finally granted equal voting rights in 1928.

"It&rsquos shocking that she doesn&rsquot already have a statue of her own &mdash and Parliament Square is the obvious place for her to be. Not round the corner, or up the road. Nothing less than Parliament Square will do."

Fawcett, a writer, feminist and union leader, was best known for her tireless work in helping women to finally win the vote.

She worked alongside the Suffragettes, who used their own distinct tactics, to navigate the case for women's suffrage through Parliament.

She led the the constitutional campaign for women&rsquos votes from 1866 until universal suffrage was finally won 62 years later in 1928.

She famously collected signatures on the first petition but was too young to sign it herself.

Fawcett died in 1929, the year after finally achieving her aim and was honoured by the naming of the Fawcett Society in 1953.

Also backing the campaign is historian and presenter of the Ascent of Woman TV series, Dr Amanda Foreman, who will also be delivering the Millicent Fawcett Memorial Lecture on 6 July.

She said: &ldquoMillicent Fawcett is one of the most important women in British history and it is vital we commemorate her work. It is because of Millicent and the thousands of suffragists and suffragettes who campaigned with her that women have the vote. Millicent Fawcett deserves a statue in her honour and she deserves it now."

Also supporting is Lord Daniel Finkelstein, who first called for a statue of Millicent Fawcett in his Times column last year .

He commented: "I am hugely excited by Caroline's campaign. Millicent Fawcett is one of the greatest of all the pioneers of British democracy. She deserves a statue in Parliament Square and it is quite wrong that all the statues there now are of men."

Earlier this year, a host of high-profile women including Emma Watson, JK Rowling, Sandi Toksvig, Stella Creasy and Jess Philips signed a letter to the new Mayor of London asking for a statue of a Suffragette to be erected in Parliament Square.

It points out that there are 11 statues of men in the square outside the Houses of Parliament - including Sir Winston Churchill, David Lloyd George and Nelson Mandela - but not a single woman.

MPs Jess Philips, Caroline Lucas and Stella Creasy signed the letter, along with as actors Emma Watson, Naomi Harris, Amanda Abbington and Frances Barber.

Also involved are Harry Potter author JK Rowling, columnist Caitlin Moran, comedian Bridget Christie, Channel 4 journalist Cathy Newman, TUC secretary general Frances O&rsquoGrady and musician Alison Moyet.

The accompanying petition, started by Criado-Perez, has so far been signed by almost 75,000 people.

In response, Mayor of London Sadiq Khan's representative said: "The Mayor has said he will be a proud feminist in City Hall and is committed to breaking down barriers to success for women and full gender equality.

"He believes that the Suffragette movement was a key milestone towards achieving this goal, which should be commemorated. There are of course certain practical issues to consider, but he is keen to explore a suitable high-profile site for a statue, whether this is in Parliament Square, or another high-profile, appropriate location in central London."


Historias relacionadas

Poised to see her Bronze Woman sculpture idea come to fruition, she launched ‘The Bronze Women Project’, and with the help of OLMEC, a BME-led social enterprise charity, she raised £84,000 (now $108,000) funding and found the sculptors and a location for the statue. Sculptor Ian Walters, who created the Nelson Mandela statue in Parliament Square, designed the initial model of the statue. Following his death in August 2006, Aleix Barbat, a prize-winning sculptor, completed the project.

The Bronze Woman statue was erected in Stockwell Memorial Gardens on October 8, 2008, and it coincided with Black History Month. It also marked the 60th Anniversary of the arrival of the SS Empire Windrush to Britain (scores of its British-Caribbean passengers settled in the Stockwell area where Nobrega was) and the 200th anniversary of the abolition of the transatlantic slave trade.

Prominent women of Caribbean origin including Nobrega, contemporary artist Anissa Jane, Baroness Rosalind Howells OBE and entrepreneur Sonita Alleyne, OBE, stood in a circle around the statue as it was unveiled. Baroness Scotland of Asthal QC, Britain’s first woman attorney general, who performed the keynote speech, said the statue is important not only for the black community but “for all the people of the United Kingdom to acknowledge the past and the values we share and to acknowledge how much we owe each other.”

“The Caribbean – its past, present and future – is a subject very close to my own heart and I was delighted to be part of this tremendous celebration,” she said.

Today, the 10ft high statue, which sits on a small triangle of land a three-minute walk from Stockwell train station, represents many things. Becoming the first statue of a black woman to be displayed publicly in England, The Bronze Woman symbolizes the struggles and survival of the ancestors of African-Caribbean women and the contributions of all Black women, particularly those in the Caribbean community.

Essentially, the monument serves as a tribute to the diverse communities that make up British society while celebrating womanhood. Seeing the strong image of a confident woman gazing into the eyes of a baby shows the bond between a mother and child. That bond is one of hope, telling the world that all will be well.

Though Nobrega, the brainchild of the statue, is no more, many, including her son, are proud of her legacy. “She believed that all our women are heroines striving for the upliftment of the next generation, not only the outstanding women, but ALL women were heroines,” said Bruce Nobrega of his mother.


Ver el vídeo: Emmeline Pankhurst


Comentarios:

  1. Barney

    La probabilidad de tales coincidencias es prácticamente nula... Saca tus propias conclusiones

  2. Egidius

    Absolutamente de acuerdo contigo. En ese algo está y es la buena idea. Está listo para apoyarlo.

  3. Adlar

    Esta magnífica idea, por cierto, solo cae

  4. Loyal

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, está equivocado. Vamos a discutir. Escríbeme en PM.

  5. Estcott

    Disculpe, que no puedo participar ahora en discusión: no hay tiempo libre. Pero me publicarán, necesariamente escribiré que pienso en esta pregunta.

  6. Mabonagrain

    Quiero decir que no tienes razón. Me ofrezco a discutirlo. Escríbeme en PM, hablamos.



Escribe un mensaje